"... Hoy en día anda El Silbón no con el saco de huesos, sino anda recogiendo aplausos premios y reconocimientos, en todo este suelo patrio y hasta en suelos extranjeros, dándole a mi Guanarito pueblo gentil y sincero, el renombre que merece como símbolo llanero..."

(Extraído de SEMBLANZA POETICA, dedicada a Dámaso Delgado por Eugenio R. Molina)

jueves, 31 de marzo de 2011

Biografía

Don Dámaso Delgado
Nace en Guanarito, pintoresco pueblo llanero del estado Portuguesa un 24 de Noviembre de 1940. De familia humilde, pierde a su progenitor cuando él y su hermano gemelo (los menores de la familia) tienen apenas 5 años de edad. Su madre, de oficios del hogra, se ve obligada al duro trabajo de lavar y plancar ropa de arrieros y carreteros, a criar pavos y gallinas y hacer ventas, para sacar adelante al cuadro de familia de seis hijos (4 hembras y 2 varones) que le quedaron al morir su esposo quien en vida llevara el mismo nombre de nuestro personaje biografiado.
Puesto que Guanarito, además de pueblo llanero, es un semillero de músicos y cantadores, copleros, declamadores, poetas y escritores, y, donde el baile del joropo pareciera haber hallado su cuna, Dámaso Delgado crece rodeado de las más bellas manifestaciones del floklore de la llanura, donde el cuatro, las maracas, el arpa y la bandola se entrelazan con las voces de los cantadores y el zapatear de las parejas de bailes en las repetidas noches de los joropos llaneros.
Crece en medio de alegrías y estrecheces económicas, pero su espíritu y su alma se nutren de los valores artísticos que más tarde lo llevarían a escribir una de las más hermosas y autóctonas piezas de música y literatura Nacional.  Por enfermedad de una de sus hermanas, deja a su querido Guanarito y viaja con su madre y sus demás hermanos a la capital del estado, donde fija su residencia y donde comienza sus primeros pasos en la difícil pero brillante carrera artística.  Cursó sus estudios de primaria en el grupo escolar Dr. José María Vargas, e ingresó para el bachillerato en el liceo José Vicende de Unda; estudios que no culminó por enfermarse su madre y tener que trabajar para ayudar al sustento y las medicinas de su anciana madre, toda vez que para la época no existían en Guanare liceos nocturnos; pero estudió teatro (actuación actoral) en el Ateneo de Guanare y en el Ateneo Popular, al tiempo que incursionaba en los programas radiales y escribía artículos de literatura en los periódicos y revistas de la localidad. Funda, con Ramón Coromoto Martínez, Victorino Castellano y otros jóvenes, la agrupación musical Los Turpiales del Llano, con la que marcaron época musical en Guanare y otros estados. Estudia canto por correspondencia en la Academia Novo de México y en 1963 se traslada a Caracas para seguir sus estudios de actuación actoral y canto y consagrarse por entero a su carrera artística como compositor e intérprete de la música llanera.
Viaja a Colombia en compañia del famoso compositor venezolano Oswaldo Oropeza. Regresa a Guanare para llevarse consigo a la capital a su inseparable agrupación musical Los Turpiales del Llano.  Con ellos actúa en el prestigioso programa criollo Brindis a Venezuela y en diferentes programaciones de radio y televisión. En 1966 escribe y en 1967 graba su famosa pieza clásica: LA LEYENDA DEL SILBÓN. Esta leyenda se convierte en un extraordinario disco de impacto, difundida por todas las emisoras de radio del país, proyectando su nombre nacionalmente, elevándolo a la categoría de los mejores autores e intérpretes de la farándula nacional. Pero cuando está en lo más promisorio de su carrera artística, y la puerta grande del mundo artístico se le abre, recibe el llamado del cielo para predicar el mensaje de Jesucristo y lo deja todo para dedicar el resto de su vida a la predicación del Evangelio. Ha sido objeto de muchísicmas medallas y placas de condecoraciones. Fue declarado PATRIMONIO CULTURAL VIVIENTE, por decreto del Gobierno de Protuguesa. Fue declarado Hijo Predilecto por la Cámara Municipal de su pueblo natal, y Ciudadano Ilústre de la Ciudad de Guanare, por la Cámara Municipal de Guanara y condecorado con la Orden Juan Fernández de León, en su primera clase.
Pastor Don Dámaso Delgado
Los folkloristas y educadores le han rendido diferentes y emotivos homenajes regional y nacionalmente.  Recorre el país predicando la palabra de Dios en conciertos y conferencias. Ha sido seleccionado Orador de Orden en sesiones solemnes como la del Día del Artista Nacional y otros. Ha escrito y grabado varios volúmenes musicales con letras cristianas y, actualmente trabaja en el proyecto para llevar la Leyenda del Silbón al cine.
Ha viajado a varios países, incluyendo a Israel. Es casado, padre de ocho hijos, poseedor de una personalidad atractiva y sencilla, de fácil y riquísima expresión, pero con una humildad por demás admirable.


Extraído de un escrito realizado por
el Autor: Orlando R. Cortéz

1 comentario:

  1. Wow excelente me gusto muchisimo la biopgrafia.... orgullo Venezolano

    ResponderEliminar